Sentencia:


Un mínimo homenaje desde aquí al extraordinario investigador Andreas Faber-Kaiser, mediante unas palabras suyas: "más vale no ser nada, que ser algo en manos de otro".


"Nuestras opiniones pueden ser sueño o realidad; nos preguntamos: ¿alguien sabe qué es lo uno y lo otro?"... En este sitio escribimos por intuición, y por esa misma intuición podríamos dejar de escribir en cualquier momento.


Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam... Frente a nuevos planes (o no tan nuevos) mundiales -dicho a las claras: globalización-: países, naciones, culturas, variedad, soberanías y LIBERTAD -lo que "ellos" no están dispuestos a entregarnos por nada del mundo, para no perder su maldito poder o posesión de la humanidad.


COLABORACIÓN MUTUA

Nos decantamos, a pesar de nuestras dudas, por versiones de la historia cercanas al realismo fantástico y a las dimensiones intuitiva y espiritual (aparte de dogmas religiosos, ateos, etc.) humanas, en detrimento de las rígidas racionales. Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años: Alejandro Gamero, Ricardo Guadalupe, Javier Elzo, Daniel Pérez, Francisco Bermúdez Guerra, Miguel Ángel Ruiz, Andrés Vaccari, Pedro Pozas Terrados, Alberto Gómez García, Amelia Noguera, Tony Fernández Reyes, La Gazzetta del Apocalipsis, Óscar Distéfano, La antorcha de Kraus, la dame au chien, Adrián Pérez Castillo, Daniel Aragón Ortiz, Marcelo Espinel, Roland Font, Alberto Pancorbo, Rafael Herrera Guillén, Ruth Rodríguez Sotomayor, Aitor, Georges Zade, Enrique Sanmol, Ibn Asad, Bastets, Margarita Csanady, Santiago Montobbio, Ana Muela Sopeña... (si no funciona algún enlace, prueba con el apartado "Autores, referencias y temas").

En esta nueva etapa del sitio... podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), de realismo fantástico, heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

Rojo



       Una cabellera rubia destacaba sobre un montón de cabezas núbiles que pasaban desapercibidas -aunque lo habían aparentado, pues en el fondo eran sutiles, lumbreras, incluso perversas-. Aquella melena áurea -como una diosa que posaba para orfebres micénicos- lucía blandos y vibrantes rizos. Nos separaba "la pasarela de la mujer invisible", pues el profesor, discutido y admirado, rara vez se doblegaba yendo al terreno de lo mundano (vivía en su autoritaria burbuja docente). Ella sobresalía como una cantante que sale al escenario y, de simple gata, entre bambalinas, se transforma en pantera. Destacaba por su verbo grácil y exacto, como esas gotas que llaman a la ventana, sin permiso, sin fuerza descontrolada, con el contacto idóneo para que retumbe en nuestros tímpanos lo suficiente, y para que queden grabadas en nuestra memoria y pegadas, trémulas, en el cristal.
       La recuerdo esbelta -digo bien, la recuerdo, porque eso es todo cuanto hay ahí fuera, en el exterior (lectura interior de la memoria): recuerdos-. ¿Y si solo fuésemos evocación?, ¿o individualidad: punto de partida y al mismo tiempo de salida? Todo hacia el interior de la individualidad, ésta como un punto de inflexión, pero de ahí hacia una ruta contraria, a lo más cercano (ya en lo externo). En aquella aula, lo más próximo para mí era la musa de cabellos fulgurantes y ensortijados, una fémina individualista o reflejo rimbombante de la esencia de un espejo ocultador de sí misma. 

        Algunas veces reía, no siempre en el mismo color. Para mí reía en azul, era la flor de los pájaros azules. Hay segundos cromáticos que se dilatan perpetuos. Por ejemplo, estar sentado frente al ordenador, a las cinco de la tarde, en un día despejado, en primavera...; y mientras el sol se extiende, dorado, tímido y tenaz, sobre la añoranza de la piel del perfil de un rostro (el de Ela), algo se desvanece, hacia un duermevela, y se mina la escritura que las entrañas dictan. Se descubre el telón. Lo que domina la vista onírica es un color rojo, irradiado y eterno. 


poessía


No hay comentarios: