Sentencia:


Un mínimo homenaje desde aquí al extraordinario investigador Andreas Faber-Kaiser, mediante unas palabras suyas: "más vale no ser nada, que ser algo en manos de otro".


"Nuestras opiniones pueden ser sueño o realidad; nos preguntamos: ¿alguien sabe qué es lo uno y lo otro?"... En este sitio escribimos por intuición, y por esa misma intuición podríamos dejar de escribir en cualquier momento.


Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam... Frente a nuevos planes (o no tan nuevos) mundiales -dicho a las claras: globalización-: países, naciones, culturas, variedad, soberanías y LIBERTAD -lo que "ellos" no están dispuestos a entregarnos por nada del mundo, para no perder su maldito poder o posesión de la humanidad.


COLABORACIÓN MUTUA

Nos decantamos, a pesar de nuestras dudas, por versiones de la historia cercanas al realismo fantástico y a las dimensiones intuitiva y espiritual (aparte de dogmas religiosos, ateos, etc.) humanas, en detrimento de las rígidas racionales. Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años: Alejandro Gamero, Ricardo Guadalupe, Javier Elzo, Daniel Pérez, Francisco Bermúdez Guerra, Miguel Ángel Ruiz, Andrés Vaccari, Pedro Pozas Terrados, Alberto Gómez García, Amelia Noguera, Tony Fernández Reyes, La Gazzetta del Apocalipsis, Óscar Distéfano, La antorcha de Kraus, la dame au chien, Adrián Pérez Castillo, Daniel Aragón Ortiz, Marcelo Espinel, Roland Font, Alberto Pancorbo, Rafael Herrera Guillén, Ruth Rodríguez Sotomayor, Aitor, Georges Zade, Enrique Sanmol, Ibn Asad, Bastets, Margarita Csanady, Santiago Montobbio, Ana Muela Sopeña... (si no funciona algún enlace, prueba con el apartado "Autores, referencias y temas").

En esta nueva etapa del sitio... podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), de realismo fantástico, heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

IV. Pétalo. LO BUENO QUE HAY EN EL MUNDO




    Un pétalo (por ejemplo, el de una rosa) es una porción de flor, una parte de la esencia, en un amplio sentido, de una especie floral, lo cual es obvio, aunque quizá no tanto... Un pétalo por sí mismo ¿podría ser considerado flor?, ¿en todo caso, parte-flor?, ¿es flor no solo el todo de la flor?, ¿o podríamos pensar, y decir, "una característica sobresaliente de la flor"?... La palabra "pétalo" se puede discurrir, pronunciar, leer, escribir, y sobre todo intuir. Ahora, la razonamos: su aroma se encuentra en un lugar situado a años luz de ciertos olores humanos, animales, industriales, etc., es lo divino frente a lo mundano. Un pétalo es perfecto, si entendiéramos la perfección en consonancia con la suavidad en el tacto, la armonía en la forma, una fragancia en el olfato, o simplemente lo bello (lo bueno que hay en el mundo): antítesis de lo burdo... Si la espina en una rosa es la razón que ella tiene para defenderse del "mal", el pétalo es la intuición, porque te eleva a lo que no es altura, te explica lo inexplicable y te centra... Cuando posas en la palma de tu mano un pétalo sitúas en tu espacio personal el universo entero, y esto no es saber, demostrar o razonar, sino existir. Un pétalo (imagen a pequeña escala de la belleza universal) "te existe", no eres tú quien "se existe" a sí mismo en un orden de continua creación instantánea. Incluso un pétalo "muerto" sigue vivito y coleando, por ejemplo en el interior de un libro, entre dos páginas: tumba del asunto, cloroformo petal, arcón contenedor de algún pretérito congelado en una forma, un olor, una textura... El fin de la escama de una rosa es una muerte dulce, lenta y extraordinaria: la belleza no se destruye, se transforma. Decir "pétalo" no equivale a "pétalos", pues el plural despersonaliza, mientras que el singular refuerza la esencia. Lo múltiple se correspondería con presupuestos analíticos, en cambio lo indiviso con lo puro, sintético, intransferible, auténtico e insuperable, más lo natural. Aunque el conjunto de pétalos conforma un trozo de la flor, una homogeneidad, al arrancarle uno disminuimos cantidad y calidad. El pétalo-unidad es un total indivisible (cuando no interviene la mano artificiosa del hombre).
   



"Lo bueno que hay en el mundo es el mundo que hay en lo bueno"

Imagen: pixabay