Sentencia:


Un mínimo homenaje desde aquí al extraordinario investigador Andreas Faber-Kaiser, mediante unas palabras suyas: "más vale no ser nada, que ser algo en manos de otro".


"Nuestras opiniones pueden ser sueño o realidad; nos preguntamos: ¿alguien sabe qué es lo uno y lo otro?"... En este sitio escribimos por intuición, y por esa misma intuición podríamos dejar de escribir en cualquier momento.


Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam... Frente a nuevos planes (o no tan nuevos) mundiales -dicho a las claras: globalización-: países, naciones, culturas, variedad, soberanías y LIBERTAD -lo que "ellos" no están dispuestos a entregarnos por nada del mundo, para no perder su maldito poder o posesión de la humanidad.


COLABORACIÓN MUTUA

Nos decantamos, a pesar de nuestras dudas, por versiones de la historia cercanas al realismo fantástico y a las dimensiones intuitiva y espiritual (aparte de dogmas religiosos, ateos, etc.) humanas, en detrimento de las rígidas racionales. Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años: Alejandro Gamero, Ricardo Guadalupe, Javier Elzo, Daniel Pérez, Francisco Bermúdez Guerra, Miguel Ángel Ruiz, Andrés Vaccari, Pedro Pozas Terrados, Alberto Gómez García, Amelia Noguera, Tony Fernández Reyes, La Gazzetta del Apocalipsis, Óscar Distéfano, La antorcha de Kraus, la dame au chien, Adrián Pérez Castillo, Daniel Aragón Ortiz, Marcelo Espinel, Roland Font, Alberto Pancorbo, Rafael Herrera Guillén, Ruth Rodríguez Sotomayor, Aitor, Georges Zade, Enrique Sanmol, Ibn Asad, Bastets, Margarita Csanady, Santiago Montobbio, Ana Muela Sopeña... (si no funciona algún enlace, prueba con el apartado "Autores, referencias y temas").

En esta nueva etapa del sitio... podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), de realismo fantástico, heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

Un poema tan solo es basura


Un poema es un cubo de basura,

y el poe-mundo es un estercolero.

Cada poema expulsa de nosotros
la ruina, aquello que nos hiere,
lo que en una hoja escribimos,
en un papel cualquiera (un posa-vasos,
o higiénico, o una servilleta,
o en el reverso de una factura,
incluso en la palma de una mano).

Un poeta es un basurero:
recoge su propia mierda;
de lo que quiere desprenderse,
y la arroja en descampados,
o la oculta debajo de los muebles,
o la tira por la ventana,
o en madrugadas o en desiertas tardes,
o en albas prematuras.

Un poeta escribe su epitafio
por capítulos, en un relato sin fin,
y lo va depositando
en el país de los desechos,
donde habitan los demonios,
los duendes, las bacterias y los virus
(autóctonos desde siempre),
y también la muerte.

Los poetas son visionarios,
porque saben desprenderse
de la sangre coagulada,
de algún que otro espectro,
de la mala leche y del estrés
y otras lindezas depresivas.

El poeta rasca con su espátula
letras pegadas al mucílago
de sus sesos, y los vierte
sobre toda la podredumbre:
el poe-mundo.

Propaga el bien que anida en su alma:
amaneceres puros, vibrantes estrellas,
aguas cristalinas, voces celestiales...,
y se "vacía" de "amor";
o propaga el mal que habita en su corazón
y se arranca la angustia;
pero lo blanco y lo negro
se confunden en el iris mundano.

El poeta-poeta es sucio,
o es limpio y solo es poeta;
cuanto más sucio más poeta,
más defecaciones expele,
más poemas.

Ni el poeta ni el poeta-poeta
escriben poesía, porque la poesía
no se escribe, se respira,
se barrunta, se intuye, se olfatea;
mora en la rosa, en el dolor,
en los abrazos sinceros, en la luz
y sobre todo en el silencio.

Un poema tan solo es basura,
y la bazofia se tira
cuando la vida es un castigo. 


poessía


No hay comentarios: