Sentencia:


"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "Jesús", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer (y ver el vídeo):




"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.





Pompas Diminutas (autorreflexión)


Somos pequeños, pequeñitos, aunque midamos dos metros,
casi insignificantes, qué pequeños somos,
casi enanos, granitos de arena, extremadamente chicos.
Un ser humano es una pompa, un suspiro: igual que otras pompas; y éstas son partículas
de una célula "enorme", de otra pompa o Globo Humano Mundi:
humanidad de siete mil millones de almitas.
Qué pequeños somos, ridículos, en el espacio y en el tiempo.
Somos pompas, pompitas frágiles, perecederas, débiles
y volátiles. Qué insignificancia, que valor tan mínimo.
Qué pequeños somos, en todos los sentidos...,
aunque algunos crean ser grandes, enormes pompas gigantes;
pero frente a un espejo son poros, grasientos cabellos, sudor y bacterias,
y circulación sanguínea. Viven en su pompa o burbuja invisible,
se aprecian importantes, creen ser grandes titanes,
genios, especiales, poderosos..., mas en el lecho de muerte,
resucitan y comprenden lo que siempre han sido:
pequeños, enanos, insignificantes,
nimios, vulgares, "hormigas", potencialmente pisables.
Qué pequeños somos, los hombres.
¿Quién es más grande, Obama en su pompa, o un niño palestino en la Franja de Gaza,
cuando juega, corre, sufre, llora, grita, patalea
(se desgañita en la sombra de un soldado o autómata adiestrado
por el ejército sionista genocida)? ¡NO y mil veces NO!, no es más grande
la pompa de un Premio Nobel de la "Paz", que el de otra pompa, pompita,
pulga, gota de agua que rompe en los mares:
olas, olitas, pececitos, insignificancia.
Somos seres humanos, pequeños y grandes;
grandes, sí, muy grandes: en la comprensión de que somos,
pequeños, casi enanos, INVISIBLES.



poessía


No hay comentarios: