Sentencia:


"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "JesuCristo", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer:


"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.




Una Exposición de Arte Contemporáneo en Lisboa. Museu Calouste Gulbenkian







(Lisboa: mimos cerca del Arco da Rua Augusta) 



Una Exposición de Arte Contemporáneo en Lisboa. 
Museu Calouste Gulbenkian




Lo que sigue no pretende ser un análisis académico-artístico-crítico. Son impresiones sobre la marcha de alguien que entra en un museo de arte contemporáneo (desde finales del XIX y hasta nuestros días), toma notas y luego ordena una selección de obras(1).



      Al entrar a través de una puerta acristalada en el Museu Calouste Gulbenkian de Lisboa, te "enfrentas" a enormes conejos -en algunas culturas precolombinas este animal simboliza lo lunar y femenino- Esta obra de António Dacosta también muestra relojes, o sea, tiempos lineales (aunque quizá no del todo así). Artefactos no tan blandos como los dalinianos, pero sí aparentes, subjetivos, oníricos y un poco imposibles... Resumiendo: "Ella o recuerdo de la Madre remotísima, junto al límite mental humano".




       Lo siguiente captado es "Antítese da calma". Pasamos de la serenidad lunática de esos mamíferos orejudos a otra obra que recuerda a Picasso. Nos fijamos en detalles. Un león humanizado, un ave, un gato, otro ave (un gallo). Una imagen de lesbianismo. También dos, aparentemente, cisnes, o sierpes, pero que en realidad son una fuente (es lo que simboliza y lo descubrimos más tarde, en avanzada etapa del recorrido). Un buitre que pica una bola de luz que sostiene un animal-humano. Cerdos que llevan insectos. La letra "T" (Tau, del alfabeto griego; en consonancia con la idea de la cruz cristiana) -este símbolo es una constante en la exposición-. Dibujos con cabezas de buitres. Torres, también dibujadas, de catedrales góticas. Cabezas puerco-humanas. Desnudos. Un tronco con sus ramas, o unos surrealistas columna y capitel,  y de ellas salen frutos, animales y hombres; y una mujer que, como sólido pilar, a todos soporta: ¿la semidiosa madre?


       
(esto solo es un fragmento)

       Seguimos con la ruta espontánea, a veces ordenada y a veces caótica: felinos con detalles antropomorfos se anteponen a dos contrincantes: uno de ellos hunde su sable sobre el pecho del otro, en la obra: "Um cáo e outras coisas".  




       La siguiente "puerta" que se abre es la de Adolfo Casais Monteiro y "Europa" (la portada de un libro suyo). Un dibujo que muestra a una madre en posición semi-sentada, con los pechos desnudos; a sus pies, un niño echado boca abajo, pero con la cabeza vuelta hacia el espectador. En realidad es una imagen que se recoge de un libro, que está en una vitrina, en la sala "Antonio Dacosta".


adolfo, parejas, critica, europa, el humanismo, la literatura, Monteiro, profesor




       Un paseo más adelante... Alguien se encuentra en pleno bosque, rodeado de altos árboles desnudos, también se advierten dragones...

       Inciso "obligado": en un espacio intermedio de la sala hay seis losas superpuestas, y el conjunto semeja el casco de un barco. Son de color azafranado, similar al de un pequeño canto rodado que hallamos en el puerto de la capital portuguesa. José Eliseu(2), escultor portugués, nos aclara que se trata de "arenito" o "areia" o "grês de Silves", y la pequeña piedra simplemente arcilla erosionada por las corriente marinas tras el paso de, quién sabe, tal vez cientos de miles o millones de años.

     También nos recomienda pararnos frente a un óleo de su amiga Graca Morais pintado en 1978 y titulado "A Magia na Caça". Como somos obedientes y educados, le hacemos caso y nos encaminamos unos metros más allá. En él se ven conejos o liebres (de nuevo los animales misteriosos), perros cazadores, un "sin rostro" vestido de negro, una chistera enorme, arcos y flechas; un, tal vez, autorretrato, más el rostro de un payaso (en el lado derecho) y otra cara que nos observa. Todo con un fondo-ambiente medieval. El siguiente vídeo muestra una interesante colección de esta artista, y el cuadro comentado con anterioridad se puede apreciar en el minuto capicúa 3:23:




       A continuación nos paramos frente a una técnica de pastel seco sobre papel, para valorar ciertos detalles: insectos, abejas en pura transmutación hacia criaturas extrañas que recuerdan "fantasías animadas de ayer y hoy", por así decir; los famosos aliens cinematográficos. Talento, no obstante, del dibujante Jorge Castanho (1961): "Sem título", 2014.





        De nuevo la actividad cinegética, donde aparecen, un perro, enormes cangrejos rojos de río, un diablo peludo con dos azadas a modo de cuernos y otro en lo alto de un otero... Es un óleo sobre tela titulado. "English Landscape with a Disruptive Gene (Paisaje Inglés con Gen Disruptivo(3))", de 1987, y elaborado por Steven Campbell (1954-2007).





       Seguimos el paseo por el gran salón, y nos sorprende un conjunto grande de cartones, pintados con tinta acrílica por Paula Rego: "Proles Wall" (1984). Lo que se ve son falos, rabos de entes zoo-antropomorfas (parangonables con penes erectos). Casi todo en esta obra, por no decir la totalidad de elementos, se atiesa: tijeras, cuernos, orejas, troncos humanos espigados, ratas, canes, roedores, batracios personificados, patos con picos prolongados, hormigas y sus antenas extremas, incluso cables y micrófonos; y cómo no, duendes o diablillos.



Proles



       Unos pasos más allá quedamos situados frente a: "Brianca Festa do Espíritu Santo", con autorretrato. Es un óleo sobre lienzo realizado en 1991-92 por el artista Julio Pomar (1926). Se trata de dos cabezas de toro. Es una pintura abstracta y muy colorida: círculos, tonalidades naranja, carmesí, grises, negras... Hay una mano que empuña un arma corta blanca, y también podemos contemplar la faz de un anciano (autorretrato).






       Casi sin respiro, pero con ilusión y entusiasmo, llegamos hasta otra creación. En esta ocasión se trata de un muy tornasolado ángel alado (con alas azules), que mira al espectador; pelirrojo y vestido con túnica verde billar. También hay un símbolo explícito, un punto rojo en el centro de una circunferencia nívea, y en medio de la pechera de la camisola. A su espalda, a un lado, pasivamente, agachado boca abajo, una aberración o potro-humano verdoso. En la parte inferior del cuadro sobresale la testa de un perro. El fondo de la tela es bermellón, como el cabello del querubín; asimismo, blanco; y el firme es rosa palo... Pintado por Dacosta; "A Caça ao Anjo", 1984. 






       Un arco, una copa..., una figura fantasmal en el fondo de la imagen, con cabeza extraordinariamente desarrollada (recuerda a los aliens del cine estadounidense). Una serpiente atezada, o una figura que lo aparenta, acaso amenaza al espectro. La tinta acrílica sobre paño lleva por título, "O Cálice" (el que se aprecia arriba y a la derecha), 1986.



 



       Ahora... Una columna de mármol, y una sombra o imagen fantasmagórica, ataviada con una capa oscura lee un libro mayúsculo, del cual descuella una cinta roja separadora. A otro lado, y una vez más, una cabeza cuasi calavera. También sin encabezamiento (1986). Otro acrílico, perteneciente a la Col. Familia Dacosta... Este vídeo que sigue contiene imágenes de algunas obras, pero no de la reseñada en este párrafo.







       Siguiendo con el itinerario... Frente a nos una bailarina (cromada en grises), o tal vez esté atada (con cintas rojas y blancas), con los brazos extendidos hacia arriba. En otro espacio, un toro la observa de cerca, podríamos decir que la acecha. En la base de la tela y a la izquierda, lo que simula un fuego (si realizamos un esfuerzo imaginativo), pero manchado con beis, morado, etc., y no rojizos y amarillos, propios de las llamas... Nombrado: "O touro e a Dangarina", de 1986. Es un gouache (acuarela) sobre contraplacado y cartón. Propiedad de la Colección de Miriam Rewald Dacosta.




       De una mujer a otra: ésta con la cabeza cubierta por un pañuelo de tonalidades pasteles. Encadenada de manos, con los brazos abiertos, y sentada. En la zona superior, a la derecha, una visión espectral diseminada, carmesí, acechante. Sobresale un signo o símbolo (que puede verse en la imagen a continuación)... "Pressagio", 1984. Acrílico. Otra obra de António Dacosta.






       Seguimos... Sobre una barra vertical gris, una máscara de lobo, y una cabeza de conejo (otra más). A la izquierda, el rostro de un chaval que lo circunda un aura (asemeja una escafandra). En el centro del cuadro una flor... Se titula, "A Flor, a Máscara e Eu Adolescente", 1987. Acrílico, y pertenece a la Col. Familia Dacosta.





       El apacible viaje por esta "cueva de los misterios" nos acerca a otra "pintura rupestre". Son calaveras de reses (¿sagradas, simbolismo oculto?)... Dominio del Museu de Angra do Heroísmo. Acrílico, collage y papel vegetal sobre cartón. 


(sin imagen)


       Finalizamos el trayecto con una "T". Es un dibujo con puercos -lápiz, cera y papel-, por Bernardo Pinto de Almeida: "Estudio para Tau ou os Porcos de Issenheim", 1990, en posesión de la Col. Fundación Serralver, en el Museu de Arte Contemporáneo de Porto.



Estudo para o Tau ou os Porcos do Retu00e1bulo de Issenheim



       Como se dijo al inicio, nos hemos guiado de una manera espontánea en el recorrido por esa sala, y al final nos dimos cuenta de que hemos centrado nuestra mirada en António Dacosta. Se observó surrealismo, expresionismo y abstracción, también caricaturas, y una serie de signos, elementos y figuras especial y explícitamente simbólicas: el signo de la "T" o "Tau", la propia Cruz, aunque no la hemos tenido mucho en cuenta, tal vez por causa inconsciente, la estilización de la fuente, en esa doble figura de líneas verticales y paralelas que parecen cisnes contrapuestos; el toro, lo fantasmal, el ya mencionadísimo conejo, la mujer o madre o semidiosa, que danza, que sostiene el mundo, que amamanta, que seduce..., la columna, lo gótico, la flor, la máscara, los animales humanizados y monstruosos, los aliens, la adolescencia, los colores diseminados, pero también los vivos y naturales, el negro, los grises, ángeles, todo tipo de criaturas y animales, que habitan en bosques o en calles, calaveras, cráneos exagerados y/o deformes, y otros muchos detalles que se nos escapan... 





(1) Nota importante con respecto a las imágenes: como no pudimos fotografiar las obras, teniendo en cuenta que surgió un problema de última hora con la cámara, las hemos tomado de distintos sitios, los que a continuación se señalan:






-Una obra de Eliseu:




(3) Disruptivo: "que produce ruptura brusca", según la RAE.






poessía


         

No hay comentarios: