Sentencia:


Un mínimo homenaje desde aquí al extraordinario investigador Andreas Faber-Kaiser, mediante unas palabras suyas: "más vale no ser nada, que ser algo en manos de otro".


"Nuestras opiniones pueden ser sueño o realidad; nos preguntamos: ¿alguien sabe qué es lo uno y lo otro?"... En este sitio escribimos por intuición, y por esa misma intuición podríamos dejar de escribir en cualquier momento.


Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam... Frente a nuevos planes (o no tan nuevos) mundiales -dicho a las claras: globalización-: países, naciones, culturas, variedad, soberanías y LIBERTAD -lo que "ellos" no están dispuestos a entregarnos por nada del mundo, para no perder su maldito poder o posesión de la humanidad.


COLABORACIÓN MUTUA

Nos decantamos, a pesar de nuestras dudas, por versiones de la historia cercanas al realismo fantástico y a las dimensiones intuitiva y espiritual (aparte de dogmas religiosos, ateos, etc.) humanas, en detrimento de las rígidas racionales. Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años: Alejandro Gamero, Ricardo Guadalupe, Javier Elzo, Daniel Pérez, Francisco Bermúdez Guerra, Miguel Ángel Ruiz, Andrés Vaccari, Pedro Pozas Terrados, Alberto Gómez García, Amelia Noguera, Tony Fernández Reyes, La Gazzetta del Apocalipsis, Óscar Distéfano, La antorcha de Kraus, la dame au chien, Adrián Pérez Castillo, Daniel Aragón Ortiz, Marcelo Espinel, Roland Font, Alberto Pancorbo, Rafael Herrera Guillén, Ruth Rodríguez Sotomayor, Aitor, Georges Zade, Enrique Sanmol, Ibn Asad, Bastets, Margarita Csanady, Santiago Montobbio, Ana Muela Sopeña... (si no funciona algún enlace, prueba con el apartado "Autores, referencias y temas").

En esta nueva etapa del sitio... podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), de realismo fantástico, heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

POEMAS ANTIPÁTICOS -Introducción-




POEMAS ANTIPÁTICOS





Introducción



    Escribimos este poemario para darle rienda suelta a nuestra contemplación diaria. La calle es una casa de los espejos, y en ella nos vemos reflejados, nunca iguales, en movimientos blandos y distorsionados, en expresiones irreconocibles, en otros, incluso en cosas, y sobre todo en espacios móviles, movimientos continuos, profundos, sombríos, y a veces fulgentes. Serán retazos, encadenamientos, escrituras automáticas, desvergüenza, pluma deslenguada, etc., aunque también afectos, explícitos o velados.


  POEMAS ANTIPÁTICOS es un proyecto arquitectónico, porque tendrá cimientos, pilares, tabiques, etc., es decir, una estructura. El edificio, una vez leído el poemario de principio a fin surge (o así tendría que ser) como imagen sintética, absoluta, fija en la mente, lo cual ya no sería responsabilidad del autor, sino de la imaginación del lector. En realidad, esto es lo que suele pasar con todo tipo de lecturas, queda al final un sedimento. Escribimos esta introducción de manera contraria a como mandan los cánones, porque, desde un punto de vista académico, habría que hacerlo al final de un proceso de análisis y desarrollo, ya que se trataría, pues, de un resumen indicador de lo que viene después. Nosotros construimos la casa por el tejado (en cierto sentido); en todo caso, para cambiar este texto hay tiempo. Se vive el momento, como cuando uno se encuentra en la calle, en el mundo, lejos o relativamente alejado de la comodidad del hogar. 

  Las palabras bonitas, dulces, agradables a la vista y al oído, no forman parte de la idea principal, pero hay cabida para ellas, no obstante. Este universo prosaico que "sufrimos" -lo entrecomillamos porque hay mucho espíritu burgués implantado en la sociedad, y la auténtica angustia (tema que tiene interés, ideal para desarrollar como base para otra construcción futura), en esa idiosincrasia, es relativa- es demasiado crudo y real, tanto, que los tiempos de poemas impecables y estéticos (en el sentido más ortodoxo del concepto), para nosotros, ya han pasado, aunque no se sabe hasta cuándo, por aquello de que el mundo gira y la vida es movimiento y cambio constantes. 

    Si hay aversión es por el sistema, por sus fabricadores (o por los iniciadores hace, tal vez, cientos de miles de años, de un cambio, de la naturaleza al artificio humano), por los psicópatas que manejan los hilos, por el nuevo orden mundial ya iniciado desde hace décadas, por la globalización, por el capitalismo extremo, por los genocidios, etc., nunca por la gente de la calle: la calle es mucho más que la calle. 



poessía

No hay comentarios: