"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "Jesús", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer (y ver el vídeo):




"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Andorra, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Si deseas aportar comentarios e ideas, no dudes en escribirnos: raowl@live.com

Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años: Felipe Santiago Canepa, Jesús Hidalgo, En la senda del Zahorí, Miguel Rosell Carrillo...



Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

Realidad confusa





    Los políticos hacen lo que tienen que hacer, los poderosos de facto hacen lo que tienen que hacer, los mass media hacen lo que tienen que hacer; los investigadores, ídem de ídem (nos referimos a los de raza, no a los de salón, estén o no tras la pista acertada; por ejemplo, Andreas Faber Kaiser); los empresarios, industriales, etc., más de lo mismo... Un blogero hace lo que mandan los cánones, utilizar el medio que el sistema le proporciona, para insertar aquellos temas que le interesa insertar, y para opinar de todo aquello que le apetezca. Un obrero medio hace lo que le sale del alma: ver fútbol, ir a votar, o tocarse "la moral" y no ir a votar. Un profesor universitario hace lo que ha de hacer: enseñar a los estudiantes lo que toca. Un delincuente (grande, mediano o pequeño; de guante blanco, negro o gris) hace lo que la sociedad le "ha obligado" (con o sin comillas, a gusto del personal) hacer: robar. Un deportista de élite hace lo que le obligan, las circunstancias, su ego, sus intereses económicos..., a saber, tratar de ganar... Podríamos seguir hasta... los cuásares más lejanos, pero nos paramos aquí... ¿Adónde queremos llegar? Tal vez a la realidad confusa. ¿De qué se trata? Quizá de darle vuelta a las cosas. ¿Por qué? Quién sabe, a lo mejor porque este mundo no cuadra. ¿Cómo es eso?... Tomemos como "cabezas de turco" a los políticos de primera línea. Seres humanos como tú y como yo (salvo realidad fantástica). Personas adoctrinadas por el sistema, como tú y como yo. Conversadores de fútbol, fiestas taurinas, banalidades, cotilleos, historia, ciencias diversas, conflictos bélicos, economía, derecho, incluso hipótesis extraterrestres, como cualquier hijo de vecino. Son actores que desarrollan su papel, ser políticos de primer orden. Despiertan odios y rencores, pero también envidias. Nosotros nos preguntamos: ¿por qué la gente los critica tanto?, ¿no será que el pueblo también actúa como "personaje" que es? Nos explicamos. Es habitual decir que fulano de tal no cumple con lo prometido en la última campaña electoral, que pacta con quien no debería, que donde dijo rojo ahora dice azul, que es más falso que la verdad en la mentira, etc., pero resulta que, en la mayoría de las ocasiones, por no decir en todas, el resultado es el mismo -todo se repite, como el chorizo, y no dejamos de comer chorizo-. Entonces, nos "respondemos": ¿la masa juega al juego que le corresponde y no sabe que juega, y no sabe, en el caso de que comprenda que juega, a qué juego juega? ¿Esto puede entenderse como pura palabrería?... Es posible. Veamos si así es. Quizás el juego que le corresponda sea ir a votar cada equis años. Quizás no sea consciente de que da crédito a, una investidura sí y otra también, los políticos de campanillas cada vez que mete un papeleta en la urna, con una lista de nombres que en su mayoría desconoce, de individuos que no han salido a la calle, a su calle, barrio, distrito, pueblo, etc., a dejarse oír y ver, personajes elegidos a dedo e impuestos a los electores. Quizás intuya que juega, pero como desde niños hemos sido programados para que nuestra intuición adormezca, "sabe" que juega a un juego que no ha elegido libremente (desde lo más profundo de su ser), y no se rebela, no intenta cambio alguno en su vida, a causa de una concatenación de miedos (base de la programación)... Conclusión inconclusa (siempre inconclusa): el individuo social juega, sin ser consciente del todo, al juego del autómata, cuando hace lo que tiene que hacer.      





No hay comentarios: