Uno de los grandes misterios es conocer la pronunciación exacta de YHWH o HWHY (Dios bíblico): tetragrámaton; consonantes en hebreo, y que significan, según Éxodo 3:14, "YO SOY EL QUE SOY". En este sitio suele aparecer como Yahvé, pero nuevas indagaciones me aproximarán tal vez a Jehová -pronunciación, según Casiodoro de Reina (siglo XVI), de judíos sefardíes de las consonantes referidas-, o a otro quizá similar.

¡Gloria a Jesucristo!

"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios".

Estamos en youtube

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Andorra, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Si deseas aportar comentarios e ideas, no dudes en escribirnos: raowl@live.com

Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años:Jesús Hidalgo, En la senda del Zahorí, Miguel Rosell Carrillo...


Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si a temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

La nada


-Yin: amigo, ¿crees que alguien puede saber a ciencia cierta qué existía en el principio de los tiempos?

-Yang: qué existía o qué era, o qué había. Verbos que en español utilizamos para significar diferentes ideas.

-Yin: ¿la palabra, oral y escrita, complica las cosas y en el fondo todo es más simple?... En "El Libro Egipcio de los Muertos"(*) se dice que Ptah es el creador del universo, que "ha creado todo lo que existe"; que antes de él "no existía el ser ni existía el no-ser"

-Yang: eso último "tiene miga". Te diré algo: acaso el ser humano lo único que pueda aseverar sea sus propias interpretaciones. Muchas veces decidimos que algo es o deja de ser de cierta manera.

-Yan: quizá tengas razón. Cuando queremos interpretar al pie de la letra, en el caso de lo leído en El Libro Egipcio..., lo de que nada existía, ni seres ni no-seres, tal vez quepa la siguiente inspiración: entonces, Ptah tampoco existía.

-Yang: ¡explícate amigote!

-Me explico. Un ser es toda criatura o toda cosa sobre la que podamos deducir que existe: una roca, una montaña, una persona, un árbol... Un no-ser (lo que no es) supone lo contrario, en buena lógica. Ahora bien, si tenemos en cuenta tu comentario de antes, que sea, no garantiza que exista, pues estamos ante conjugaciones diferentes. Tal vez sea en una realidad desconocida por nosotros, o tal vez exista en otra dimensión espacial o imperceptible a nuestros cinco sentidos. No obstante, cabe otra incógnita más. Pronunciar (o pensar) "el no ser" o "el ser", connota una determinación, pues se especifica un "el", general, universal si se prefiere, pero se fija una entidad. Siendo así las cosas, se abre la idea de una contradicción. 

-Yang: ¿a dónde quieres ir a parar?

-No lo sé, pero habrá que argumentar sobre ello.

-Yang: ¡pues adelante!

-Yin: veamos, pues. La negación "no", en el concepto "el no ser" podría comprenderse como una incoherencia (¿cómo entender que no es cuando se detalla un "el"?) , salvo que al expresar "el no ser" lo que en realidad queramos, solapadamente, decir es: "el imaginario no ser". La no existencia puede comprenderse como una imaginación o como una ilusión, dado que si algo no existe no podemos saberlo, lo inferimos contrastándolo con otro algo que sí existe (desde distintos puntos de vista, subjetivo o/y objetivo). En estos casos lo mejor es ejemplificar: si digo que una caja de bombones roja no existe en un ahora, es porque lo contrasto con otras cajas no rojas o con ninguna. En todo caso, no existe porque no la veo, no necesariamente porque no exista, en un ahora o en un espacio, pues podría estar allí (o en otro lugar) y yo no verla por algún motivo que en estos momentos se me escapa. 

-En cuanto a la cuestión del ser y el no-ser en un hipotético principio del mundo, también se antoja absurda la idea. ¿Cuántas veces hemos oído aquello de: "Dios creó el mundo desde la nada". Si se encontraba en la nada, ello sugiere, sin lugar a dudas, que dicha nada era algo, pues no puedes estar en un sitio y al mismo tiempo no estar por el hecho de ser (o no ser) nada. 

-Yang: pero Yin, ¿no será todo, en el fondo, juegos de palabras? 

-Ying: precisamente. Lo que ocurre es que "la palabra" es muy influyente en el pensamiento. La palabra se acerca (o se aleja) a la realidad del mundo, pero nunca puede ser dicha realidad, más bien se trata de metáforas, de símbolos, de aproximaciones, de teatro, de ensueño, y muchas veces de engaño.

-Yang: ¿quieres decir que lo que denominamos nada bien podría ser algo, pero en otra magnitud desconocida?

-Yin: nunca mejor dicho.

-Yang: entonces, ¿por qué utilizar un lenguaje equívoco?

-Yin: quizá lo importante no sea discernir si es más o menos ambiguo, sino tomar consciencia de la confusión implícita en la palabra (oral y escrita). Cuando llegamos a este punto, todo es más fácil de penetrar, y es el momento de hacer uso de otra inteligencia humana: la intuición (o individualidad), que ya no precisa de palabras, de signos, de semejanzas... Ella va al grano, es un entendimiento directo e inexplicable.

-Yang: ¿nada, lo que no es ni está ni existe, equivale a algo?, ¿es lo que quieres decir y dices?, ¿"nada" se vacía del significado habitual y aceptado, para vislumbrarlo como un sinsentido?

-Yin: es lo que trato de decir. Gracias por ampliar el argumento... "Nada" formaría parte del todo. Si decimos que un perro con cabeza de canguro vuela a tres mil pies de altura todos los jueves de cada mes de junio a las siete de la mañana, dicha idea no es más verídica ni más falaz al mismo tiempo que decir que el mundo y la vida, tal como la conocemos, fue creada desde la nada.

-Yang: ok, Yin, pero, así las cosas, ¿qué entiendes por "todo"?

-Yin: buena observación amigo, pero ese ya es tema para otro ocasión. Si no te importa, es tarde y tengo que retirarme. Ya seguimos...




(*) EL LIBRO EGIPCIO DE LOS MUERTOS. Versión de Albert Champdor. Edaf, 2014,




poessía


No hay comentarios: