Uno de los grandes misterios es conocer la pronunciación exacta de YHWH o HWHY (Dios bíblico): tetragrámaton; consonantes en hebreo, y que significan, según Éxodo 3:14, "YO SOY EL QUE SOY". En este sitio suele aparecer como Yahvé, pero nuevas indagaciones me aproximarán tal vez a Jehová -pronunciación, según Casiodoro de Reina (siglo XVI), de judíos sefardíes de las consonantes referidas-, o a otro quizá similar.

¡Gloria a Jesucristo!

"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios".

Estamos en youtube

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Andorra, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Si deseas aportar comentarios e ideas, no dudes en escribirnos: raowl@live.com

Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años:Jesús Hidalgo, En la senda del Zahorí, Miguel Rosell Carrillo...


Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si a temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

¿Hay una nueva dictadura universal?




    Pensamos que no hay un nuevo orden a nivel mundial: qué más quisieran algunos. Hay, eso sí, muchos fuegos de artificio, sobre todo en la Red. Para llegar a esta conclusión hemos iniciado nuestras reflexiones desde el punto idóneo: nosotros mismos. Primera pregunta que surge, ¿siento que pertenezco a un nuevo orden mundial posesivo?, la respuesta es tajante: no. No porque no observe a  mi alrededor, en especial en las calles, nada diferente en lo básico, que me haga pensar en ello. No me siento afectado por nada distinto, veo muchos coches (como antes), veo gente a mansalva (como antes), escucho las mismas conversaciones (que antes escuchaba), incluso me percato de que ahora se atisba a más personas pegadas a un teléfono móvil -a pesar de este cambio llamativo (éste sí conmueve), poca es la afección que siento, y es posible que otros, acaso muchos, o tal vez la mayoría, sí adviertan dicho nuevo orden, en positivo o en negativo-. Posible explicación a lo dicho: no vemos televisión, no leemos periódicos, no sabemos lo que dicen los políticos..., ni falta que hace. Vivimos de espaldas a todo eso. Así pues, opinamos desde otra dimensión, ya se sabe aquello de, "hay muchos mundos, pero todos están en éste".

    No hay un nuevo orden, para nosotros al menos; mejor dicho, en nuestra mentalidad, y a fin de cuentas es lo que nos importa. No hacemos caso a lo que pueda proclamarse -a bombo y platillo, o eufemísticamente, o a base de mensajes subliminales, o en ciertas coyunturas y de manera descarada- en los medios tradicionales (de tarde en tarde, de algo te enteras, por intermediación, por filtración), ni lo que reclamen o denuncien las fuentes llamadas conspiranoicas, frikis, etc..., nos guiamos por las sensaciones propias, y pregonamos que nanai, que no hay ordenación planetaria que valga. ¿Una tercera guerra mundial? ¿Un conflicto preambular entre Israel y los países árabes? ¿Una pérdida paulatina de la soberanía de las naciones? ¿Un gobierno en la sombra? ¿Una CEE o delfín de otro organismo superior en ciernes? ¿Un microchip subcutáneo a cada hijo de vecino a la vuelta de la esquina, como último paso para la retirada del dinero moneda y papel? ¿La llegada de un mesías salvador del mundo, observado en espectáculos cenitales, mediante técnicas holográficas (encubiertas a las masas enfervorizadas)? ¿Unas fuerzas de seguridad del Estado -¿nunca mejor dicho, teniendo en cuenta que ya no ofrecerían protección al ciudadano (sino a un estado), ni a una nación, porque ya no sería tal (soberanía nula), sino una región perteneciente al referido nuevo orden mundial?- violentas en extremo, intimidatorias sumas? ¿Los seres humanos se convertirían, finalmente, en individuos sociales automatizados, sin poder mental autónomo, pues estarían manipulados por los cuatro costados? ¿En ese manejo estarían involucradas inteligencias suprahumanas desde hace milenios? ¿En definitiva, y para no desviarnos más de la cuenta, el mundo sufriría el gobierno de una tiranía global?

    No, todo eso son fantasías, ganas de inculcar temor a la población, imposibles, sinsentidos, locuras, etc. Tengo trabajo, vida privada, horas de ocio, puedo gastar mi dinero en lo que quiera, pasear libremente por las calles de mi ciudad, escribir lo que me apetezca en este blog y en otros sitios, sin tapujos, sonreir, abrazar, llorar, zanganear, viajar por mi país, España, y por otros, para conocer a otras gentes, y sobre todo soñar con un mundo mejor. Nadie tiene el poder de arrancarme de mis sueños, y en mis sueños no hay lugar para el sufrimiento, las guerras o genocidios, la sangre, la muerte, el odio, el hambre, la miseria, ni el miedo. Las confabulaciones oscuras mundiales, en el caso de que existan (ni lo negamos ni lo afirmamos), no alterarán nuestras ilusiones humanas; es más, no lograrán sus objetivos jamás. En el horizonte, un mundo feliz (sin metáfora huxleyana), bello y natural (como el de la imagen).   








No hay comentarios: