Uno de los grandes misterios es conocer la pronunciación exacta de YHWH o HWHY (Dios bíblico): tetragrámaton; consonantes en hebreo, y que significan, según Éxodo 3:14, "YO SOY EL QUE SOY". En este sitio suele aparecer como Yahvé, pero nuevas indagaciones me aproximarán tal vez a Jehová -pronunciación, según Casiodoro de Reina (siglo XVI), de judíos sefardíes de las consonantes referidas-, o a otro quizá similar.

¡Gloria a Jesucristo!

"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios".

Estamos en youtube -raowll-

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Andorra, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Si deseas aportar comentarios e ideas, no dudes en escribirnos: raowl@live.com

Colaboran con nosotros, o han colaborado en los últimos años:Jesús Hidalgo, En la senda del Zahorí, Miguel Rosell Carrillo...


Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si a temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.

SUSTANTIVIDAD O REALIDAD B -fragmento del capítulo Génesis-


SUSTANTIVIDAD O REALIDAD B


Fragmento del "Génesis"




    28. Que el hombre "señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra", que es como decir que domine sobre todos los reinos, animales, vegetales y minerales. Entonces, tendríamos que entrar de lleno en el concepto "dominar": sobresalir, conocer bien algo, contener y adueñarse. Los dos primeros tienen sentido desde un punto de vista humano, si es que lo humano es lo bueno, lo bondadoso, lo positivo, lo justo, lo ideal, etc. Los dos últimos también desde lo humano, pero lo racional, lógico, interesado, egoísta, pragmático, etc... Si lo divino se nos presenta como la perfección absoluta o el bien supremo, ¿no entramos en una contradicción, o característica propia humana, al concebir el más amplio sentido del término al que nos hemos referido? ¿Cuál es exactamente el significado cabal que hay que comprender?... Lo que podemos decir es que, en términos generales, el hombre ha usado (usa) a su antojo, según le conviene, todo cuanto le rodea (espacio, animales y plantas). Si éste es el regalo de un Dios maravilloso, tal vez y en el fondo no sea tan estupendo, y haya que rebautizarlo, rebajar su nombre, de mayúsculo a minúsculo (dios, como otros dioses, héroes, etc...).

    31. "Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto". Antes de entrar a interpretar el versículo 31, cabe una pregunta: ¿el Dios de la Biblia miente o dice la verdad? Aunque haya nacido en nosotros esta interrogante, "pasamos palabra" (por el momento) y afrontamos el texto. "Vio Dios todo lo que había hecho", lo primero que se nos ocurre es: no es lo mismo "lo que había hecho es todo", que "todo lo que había hecho", y de este modo se puede comprender que otras cosas no pertenecen a su creación, aunque tal vez otras obras suyas, no materializadas aquí, las hubiese originado en otros lugares, e incluso fuesen futuribles. Después, sigue: "he aquí que era bueno en gran manera""era", un tiempo verbal pretérito, quizá lo que en su momento fue bueno ya, hoy, no lo sea (o sí, quién sabe). En tal caso, si era bueno y nada ha cambiado en su parecer actual, se supone que lo será todavía..., pero la duda está presente en nosotros... "En gran medida"; o sea, no en su totalidad. Si no era bueno del todo hay que discernir que una parte, por pequeña que fuera, es "no buena" (menos buena, regular, mala, o incluso pésima). Un ser del que se nos habla maravillas, creador del universo, la vida y el bien máximo, es decir la perfección divina, en este fragmento parece titubear, o en el mejor de los casos, expresarse con cierta ambigüedad. O es ingenuo e imperfecto y no supo medir su pensamiento mediante la palabra (más humano que divino), o es increíblemente sutil, inteligente, y nos deja impresiones no acabadas, abiertas a interpretaciones subjetivas y múltiples, propias de nuestra naturaleza imperfecta. Exegetas, teólogos, filósofos, etc., es posible que crean tener "en sus manos" la interpretación verdadera de este libro sagrado. Nosotros desde luego no. Jugamos al juego de la disección; ese que se enseña en los mundos académicos; ese que trata de analizar, desarmar, hacer pedazos cualquier "todo" que llegue a nuestro intelecto, hacer piezas de puzle o mecano, deconstruir, destrozar, indefinidamente, para volver a construir, para llegar al principio, si es que somos capaces de dejar dicho "todo" en las mismas condiciones originales, (mentales, claro está). 

    Algún pensador célebre dijo que todo resumen es falsedad, pero nosotros intuimos que algunas síntesis pueden estar más cerca de la verdad. ¿A medida que desliamos la madeja nos alejamos más de una realidad determinada?, ¿lo que hacemos aquí es justo lo contrario de lo que tendríamos que hacer?: ¿intuir si la llamada palabra de Dios es la Verdad , con mayúscula inicial, porque de no ser así, equivaldría a humo (una verdad relativa o aparente)?; insistimos, intuir, aquello que no precisa razonar, leer o escribir, porque ¿acaso la intuición es la verdad?... Las palabras son inexactas, nunca alcanzan la esencia de las cosas, adornan superficialmente las ideas, o acicalan en extremo las intuiciones. Si el método que Dios tiene para comunicarse con los hombres es la palabra, es un método pobre, falto, erróneo y engañoso, inherente a los seres humanos, o a las deidades de carne y hueso, o seres suprahumanos, y no a un dios de una inteligencia infinita (por decirlo de alguna manera). Así pues, acabamos esta opinión con la primera pregunta del segundo párrafo: ¿el Dios de la Biblia miente o dice la verdad?      










No hay comentarios: