Sentencia:


"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "JesuCristo", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer:


"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.




Ejército Divino








Es una ingenuidad pensar que Dios sea una Entidad bondadosa sin condición. La fuerza existencial de esta potencia extraordinaria (se intuye) no necesita medirse a otra espectacular, pero no tan impresionante, El Mal, aunque si lo hace, sus motivos tendrá (o son incomprensibles por nuestras deducciones mundanas o hay que buscarlos, con toda la paciencia imaginable, en un mar de Palabra o Evangelio). El único ejército divino (realmente práctico y eficaz) ha de ser férreo, implacable, tenaz e inteligente sumo; sin estas y otras cualidades fracasaría en el intento de ajusticiar al maligno. Éste domina en casi todos los ámbitos humanos; estructuras sociales; sistemas de creencias; organizaciones, "discretas" o no; culturas y costumbres; dogmas, filosofías y doctrinas; y un largo etcétera de elementos que conforman la apariencia y el fondo de este mundo (presente y pasado; lo del futuro se nos escapa).

Este infierno no es apto para ingenuos; o vendes tu alma o la pones bajo recaudo marginal. Hay que decidirse, para no estar perdido; en todo caso, son muy pocos quienes consiguen manejarse en esa dinámica o realidad descubierta ("equidistante") -quien esto escribe, no goza (aún, o en la medida que desea) de esa suerte gloriosa-. Si te dejas llevar por el sentido común, que no es el tradicional sexto sentido, sino la suma de los cinco sabidos más otro de dudosa y oscura procedencia, la confusión reinará, según mi criterio, en tu vida. Así pues, solo queda el camino de la decisión: resolver o morir; no me refiero a la muerte del cuerpo y de un trozo de mente, sino a la del alma.

El niño nace vivo (en muchos aspectos), a los pocos años empieza a morir, el mundo adulto lo condena a un perecimiento lento o a una crucifixión ineludible (en apariencia). El ser humano fallece un poco cada día (o un mucho otros), y cada vez que sufre y se angustia (en la circunstancia que sea), se aleja, quizás en un grado inversamente proporcional, de la Vida (del alma) y de la resurrección en Jesucristo: un ser Vivo en Alma y Espíritu. Recuperar la lucidez del infante te acercará a la locura de la fe. Con la primera intuirás tu esencia, mezcolanza de bien y otras características humanas y positivas, comprendidas o no por la humanidad, propias de nuestra naturaleza, divina en esa etapa. Con la segunda sangrarás, una sangre descongestionante, y sobre todo una manera incomprensible (para cabezas racionales límite), pero real, de fenecer en tu maldad y renacer en la otra parte mental y en el Rey del mundo espiritual e intuitivo.




Rauvl


No hay comentarios: