Sentencia:


"Cuando pronuncias, piensas, intuyes o escribes "JesuCristo", te quitas de un tirón a los demonios de encima". Para comprender bien esto, te recomendamos leer:


"Nuestra búsqueda de la verdad es constante, por etapas, y el inconformismo e imperfección humanos nos deja cerca de una realidad: lo que hoy damos por bueno, tal vez mañana lo eliminemos, de este sitio y de nuestros principios"

Saludos a quienes nos ven desde: Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Austria, Bangladés, Bélgica, Belice, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camboya, Canadá, Chequia, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Estados Unidos, España, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Hungría, India, Indonesia, Japón, Kenia, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Líbano, Malasia, Malta, Marruecos, México, Nepal, Nicaragua, Noruega, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Polinesia Francesa, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, República Dominicana, Rumanía, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Taiwán, Túnez, Turquía, Ucrania, Uruguay, Venezuela, Vietnam...


COLABORACIÓN MUTUA

Podemos insertar tu obra: plástica, relato, novela, ensayo -si la temática es disidente (no necesariamente), heterodoxa, etc.-, por entregas..., y poemas (de todo tipo)... Otros poetas (Ana Mª Espinosa, Belquis Castillo, David González, Kety Alejandrina Lis, Laura Giordani, Luis Antonio de Villena y Víctor Gómez Ferrer) han intervenido aquí hace años. Muchas gracias a todos.




Espíritu Santo








Mediante la siguiente analogía trataré de explicar Qué es, a mi modo de intuir, el Espíritu Santo. Imaginemos que la mente humana es una cámara de fotos, una réflex manual y al mismo tiempo automática. Esta máquina tiene en su interior un mecanismo llamado diafragma, y éste puede abrirse (o no) en diferentes grados y además, puede hacerlo a distintas velocidades de obturación. Si entiendes un mínimo de técnica fotográfica, te será más fácil comprender lo que sigue.

Pensemos ahora que un ser extraordinario (Dios) tiene el poder, la capacidad o el recurso de observar su creación, y nosotros fuésemos parte de ella. Él nos ve, desde alguna dimensión "lejana" o desconocida, en grupo, no necesariamente persona a persona, aunque pueda distinguir señales emitidas por algún ser humano concreto porque, de alguna manera, sobresalga, en un sentido espiritual, no material y no egocéntrico.

Cuando este Ser se fijase en alguien íntegro, poco afectado por las dinámicas social, política, cultural, religiosa, económica, filosófica..., que predominan en este mundo inhumano, proyectaría, no sobre él, sino sobre un perímetro más o menos extenso, un haz de luz que, ya sí, él, recibiría (una pequeña parte) en su interior a través del diafragma o apertura intuitiva: el hándicap radica en que solo quien tiene activo el sensor podría ser receptor de la emisión divina. La cantidad de luz (Espíritu Santo) obtenida y almacenada equivaldría al nivel de simbiosis entre un ser humano y Dios. También lo podríamos definir como Intuición Gloriosa en sintonía con intuición humana. Comprendiéndolo así, podemos concluir: una individualidad intuitiva es aquella que dispone de un dispositivo abierto, pero una muy intuitiva, la que puede manejar a su antojo la apertura y la velocidad, pues decide cuánta cantidad de luz (Intuición divina o Espíritu Santo) recibir y qué velocidad de obturación conectar en un momento dado.

Para finalizar esta tentativa quiero exponer con brevedad lo que pienso sobre el individuo social, porque así, a mi modo de ver, se hace más sencilla la comprensión de lo expuesto en los párrafos anteriores: es un ser humano adoctrinado por el sistema, y manipulado, se le reduce la capacidad intuitiva que posee al nacer (se le mantiene bajo mínimos), o dicho en otros términos, utiliza su mente o máquina fotográfica en programa automático... El paso aberrante que sigue es el de entendimiento transhumano y robótico o cámara digital, que por desgracia ya está aquí. Cuando desaparezcan definitivamente las analógicas habrá desaparecido a su vez nuestra especie (tal y como la discernimos ahora), pero albergamos la esperanza de que Dios, Jesucristo, El Espíritu Santo, en comunión, por separado, u otra Magia, Misterio, Realidad, etc., no lo permitan.




Rauvl   








No hay comentarios: